Liderazgo y Transformación Digital

Quienes han venido siguiendo mi blog por más de 13 años ya, saben que el Liderazgo es mi tema preferido y que una y otra vez, lo defino como la actividad de movilizar a las personas en escenarios de incertidumbre.

Bueno, hace 13 años, la transformación digital recién comenzaba a emerger; hoy, es una realidad, haciendo en sí mismo, un escenario absolutamente incierto e incomodo para todos al interior de una organización, y es un gran ejemplo práctico real de dos cosas:

1. La diferencia entre Autoridad y Liderazgo,

2. Entender el Liderazgo como una actividad, como un ejercicio de movilización en espacios de incertidumbre, como ya había mencionado previamente.

El tema entonces, es que este escenario está generando un inusual dilema. Por una parte, la Autoridad existe para lograr algo. Ese «algo»,al cual podemos llamar «el objetivo», es la transformación digital de una organización, lo que implica y significa desarrollar la organización en un nuevo rol para el futuro panorama empresarial y organizacional. Por otra parte, este «objetivo», requiere de un ejercicio de liderazgo específico, no general, y además de eso, es un nuevo tipo de situación de liderazgo: liderazgo dentro de un entorno digital.

Toda la educación sobre liderazgo ha existido durante mucho tiempo, pero ahora el liderazgo se ha convertido en un desafío por descubrir una vez más. Nuevamente todo los desafíos adaptativos que luego se transformaron en conocimiento técnico, en este nuevo escenario, ya no están dando respuestas. Ya no funciona todo el viejo conocimiento bien establecido en el campo del liderazgo. La digitalización ha cambiado el liderazgo como tal. Entonces, en conjunto, esto se convierte en un doble rompecabezas para resolver. Se trata de mover una organización en una dirección específica y al mismo tiempo cambiar la forma en que la lideramos. En resumen, es la máxima expresión del mundialmente conocido «Liderazgo Adaptativo» desarrollado por Ronald Heifetz.

El Liderazgo para la transformación digital entonces, implica desarrollar una nueva cultura de una organización, al mismo tiempo que el ejercicio del liderazgo tendrá que ir cambiando en sí mismo.

Por lo tanto, no se trata solo de establecer un nuevo objetivo para la organización, sino también de encontrar nuevas formas de liderarla. Naturalmente en este tipo de situación: también deben desarrollarse nuevos enfoques, métodos y herramientas (soluciones técnicas).

El objetivo principal de quienes acompañamos a empresas y organizaciones en este nuevo mundo digital, es a ayudarles a encontrar estos nuevos objetivos, enfoques, métodos y herramientas. Y al menos, a ayudarlos a saber cómo conectarse con un futuro que está por emerger, pues la digitalización en sí misma nos llevará a tener que hacerlo más adelante. 

Mientras la digitalización continúe desarrollándose como lo ha hecho hasta ahora, este el liderazgo y la cultura organizacional continuarán desarrollándose. No se solucionará de una vez por todas, pero será un buen comienzo para aprender el arte de liderar hacia el futuro. Quien logré anticiparse, o mejor aun, quien logré «crear» el futuro, será quien gané este desafío.

Fuente: Blog de Rodrigo Silva / Publicado el 9 de octubre 2019.

Otros artículos

Modelos Conversacionales II

Quizás te interese

Menú